La eficiencia de los entrenamientos dentro y fuera del gimnasio depende, fundamentalmente, de tres factores distintos: ejercicio, alimentación y descanso. Los tres son importantes y dejar de lado u obsesionarse con uno de ellos puede ser perjudicial para nuestra salud y acabar alejándonos de nuestro objetivo principal.

Por eso, tanto si somos nuevos en los entrenamientos como si ya contamos con experiencia, nunca debemos perderlos de vista. Muchos de nuestros socios nos plantean ciertas dudas cuando comienzan al gimnasio relacionadas, en cierta medida, con el tipo de entrenamientos y su duración.

¿Sesiones cortas e intensas o largas horas de entrenamiento?

Como casi todo en el gimnasio, depende del objetivo que queramos conseguir y, además de otras variables, debemos tener en cuenta el riesgo de lesión, extremando la precaución en todos los casos.

Los entrenamientos más cortos en el tiempo acumulan una intensidad mayor, por lo que no deben superar el tiempo estimado. Con los entrenamientos cortos trabajamos la resistencia, la fuerza, el sistema circulatorio y muscular. Pero debemos tener en cuenta que los ejercicios de alta intensidad deben tener una duración más limitada y que todos nuestros esfuerzos deben concentrarse durante ese corto espacio de tiempo, lo que repercutirá en una gran sensación de esfuerzo que nos hará pensar en un mayor trabajo.

Por otro lado, los entrenamientos largos son perfectos para entrenar cardio, lo que implica una mayor duración y sesión más larga. En este tipo de entrenamientos reducimos el impacto y tendremos la sensación de menor fatiga aunque mayor cansancio.

La decisión de optar por uno u otro debe pasar en todo caso por un instructor especializado que, en función de nuestros objetivos y nivel físico, nos marquen el tipo de entrenamiento a realizar así como la duración de los mismos.

En este sentido, los entrenamientos de alta intensidad no son del todo recomendables para los principiantes, que deberán habituarse al deporte y alcanzar ciertos niveles de resistencia con entrenamientos más prolongados que les preparen para la intensidad posterior.

Una vez el usuario esté preparado para ambos tipos de sesiones, lo más recomendable es alternar ambos tipos de prácticas según los objetivos definidos.

En todos los casos, los instructores especializados son las personas adecuadas para marcar los ritmos e intensidades adecuados a cada usuario. En Body Factory Torrelavega y Santander contamos con especialistas en deporte que te asesorarán durante todo tu paso los nuestros centros, elaborando las programaciones que se ajusten a tus necesidades, objetivos y evolución.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies