natación-niños

Los niños cada vez comienzan antes a familiarizarse con el agua y, por eso, cada vez es más habitual ver a niños pequeños en clases de natación durante todo el curso escolar.

Con la debida precaución y medidas de seguridad, la natación es uno de los deportes que más ventajas tienen para los niños. Los más pequeños pueden comenzar con el estímulo a la natación cuando apenas tienen unos meses, pasando al aprendizaje como tal a los 3 años aproximadamente.

La natación es un acercamiento al deporte para los niños y ayuda a los más pequeños a desarrollar sus capacidades físicas, neurológicas y psíquicas. Además las posibilidades de sufrir lesiones son escasas.

Entre sus beneficios, el control de peso y la prevención de la obesidad a largo plazo ya que los niños obesos tienen unas altas posibilidades de padecer esta enfermedad también de adultos.

Asimismo, ayuda a mantener la tensión arterial y los niveles de colesterol en cifras más bajas e influye en una reducción del nivel de arteriosclerosis desde edad temprana.

El esfuerzo desde tan pequeños ayuda a mejorar enormemente su capacidad, algo que permite una mejor respuesta cardiovascular. También influye positivamente en la flexibilidad, coordinación, agilidad, velocidad y fuerza muscular.

Es curioso el caso de los niños con problemas neurológicos y parálisis cerebral que, en un medio acuático a 28 grados de temperatura, hace que sus músculos y sistema nervioso pasen del estado de tensión al de relajación. A los niños con problemas diabéticos, por su parte, les ayuda a reducir los niveles de glucosa en sangre y a disminuir su necesidad de insulina.

 Además de los beneficios para su salud, presenta grandes ventajas para su personalidad, como la socialización y la solidaridad desarrolladas. También supone una forma para aceptar su imagen real, lo que ayuda a superar miedos y desarrollar relaciones interpersonales

Etapas del aprendizaje

Etapa I. Supervivencia en el medio acuático (planteamiento utilitario)

Se trabaja la familiarización, respiración, flotación y propulsión a través de tareas específicas para conocer el medio y afianzar la confianza personal.

Etapa II. Autonomía de movimiento en el medio acuático con libertad de movilidad

Se realizan desplazamientos, giros, saltos, lanzamientos y recepciones, en sesiones lúdicas. En esta etapa no se incide demasiado en las técnicas deportivas.

Etapa III. Aproximación e iniciación a los gestos y movimientos de las especialidades deportivas y conocimiento básico de su reglamento y normativa

Prácticas de natación (espalda, crol, braza, mariposa) y sincronizada, waterpolo y saltos de trampolín, clases metodológicas para la iniciación a las diferentes modalidades.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies